Skip to main content

TODOS SOMOS EL BEBÉ DE HABIBA




La noticia del caso de Habiba ha transcendido y hoy cuando leía un articulo en una conocida web de información en Internet me he topado con los comentarios del publico general, más allá de las fronteras del grupo de apoyo de casi 3000 personas formado en Facebook.
Se me ha encogido el estomago, al leer al pie de la noticia, los comentarios brutales, inhumanos, xenófobos, agresivos y desconsiderados que llenaban varias páginas, intercalados con algunos "gritos" desesperados de gente a la que conozco por Facebook, que defiende y pelea por Habiba, por el piel con piel, por la teta, por la maternidad y por su normalidad. Creo y confío en que el caso de Habiba se resolverá por la presión social y por la intervención de varias asociaciones de peso, pero nos queda la ignorancia, la misma que nos ha llevado a esta situación la misma que se alza cada vez que una madre portea, se saca un pecho, o tiene que discutir con un pediatra mal informado y eso es mayor y no se corrige tan fácil.
No se trata de la ignorancia intelectual, no dudo de la capacidad mental de tanta gente que no entiende de necesidades afectivas o materno filiales, creo que se trata de una ignorancia aprendida, si se me permite la hipótesis, a nivel celular.
Nosotros en general, esos que nos expresamos en foros o webs hoy en día, somos niños de fabrica, somos aquellos niños ordenaditos junto a otros veinte a los que se les veía desde detrás de un cristal arropados como momias, sin apenas un centímetro de piel expuesta al aire o a la piel de otro ser humano. Somos aquellos niños que nacieron a veces de madres anestesiadas, con amor artificial y a través de gotero, con tenazas de hierro pegadas a la cara, sacándonos de nuestro sitio sin que hubiésemos pedido ayuda. Y así salimos a un mundo frío e inhóspito y peleando por conservar nuestra curiosidad y entusiasmo por la vida, los mismos que más tarde se nos fueron arrancando poquito a poco, entre tubos fluorescentes, horarios de 9 a 5 y con frases como "porque yo lo digo" o "a ver si aprendes a obedecer" o "no va a ser siempre lo que tu quieres".
Hasta que uno va creciendo y descubriendo que en realidad "no va a ser casi nunca lo que tu quieres" y las autoridades se cambian por otras y descubrimos que los padres de los padres no son los abuelos sino las instituciones.
No todos los adultos de ahora fueron estos niños pero hay muchos que si lo fueron en parte o en su totalidad, estoy segura, porque he crecido junto a ellos, y ya no lloran pidiendo que les abracen o que les den leche caliente. Me ha parecido muy curioso que muchos de los que intentaban tirar por tierra el caso de Habiba en esa página, utilizarán analogías con cuentos infantiles.
Los niños que fuimos tenemos ahora dos opciones, concentrarnos en la rabia que emana desde ese agujero que nos acompaña siempre, desde ese vacío y esa carencia, y agujerear así a todos los adultos futuros o entender que nos han faltado muchas cosas que nos podían haber ayudado a ser mejores, a disfrutar más y a sufrir menos, a tener menos miedo a amar y ser amados y confiar y pelear por la vida, podemos aceptar todo eso y asegurarnos así de que esas cosas las tengan por fin otros.
Habiba es una madre separada de su hijo, ni más ni menos. Y si no lo entendéis porque ya hay demasiados contaminantes en vuestra forma del ver el mundo (raza, posición social, nacionalidad, etc...) quizá tengáis que hacer un esfuerzo y recordar al niño que fuisteis, lo que necesitabais y aquello que os hacía sentir seguros, la mayor parte de las veces estoy segura fueron los brazos de mamá.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La dificil tarea de criar a un hijo

Si alguien nos diera una planta y nos dijera que tenemos que cuidar de ella pero que no podemos darle luz, ni regarla, ni abonarla. Pensaríamos que esta planta pertenece a una especie muy exótica y desconocida. Y se nos haría una tarea muy difícil.

Casi todos los métodos, libros y programas que más venden sobre crianza, parecen haber eliminado lo aprendido en experimentos como el de Harlow y Harlow.
Experimentos crueles que demostraron que el vinculo afectivo, el amor de una madre era más importante que el alimento.

Hemos medicalizado el parto y esto nos ha demostrado que el parto es patológico y complejo.
Hemos comercializado el alimento de nuestros hijos, y esto nos ha hecho incapaces de amamantarlos.
Hemos intelectualizado nuestros instintos hasta crear la necesidad de libros, métodos y clases que nos digan como cuidar de nuestros hijos.
El mismo abuso que esta penado por la ley si produce un genio musical se llama método. A las madres que lo practican se las denom…