Skip to main content

LA REVOLUCIÓN DE LAS ROSAS



Primera Acción del movimiento
La Revolución de las Rosas, pongamos fin a la violencia ginecológica y obstetrica



Rosas para la S.E.G.O
(Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia)





Desde la plataforma “Sres. y Sras. de la S.E.G.O no somos un chiste” hacemos un llamamiento a la reflexión sobre dichas viñetas publicadas por esta sociedad médica y su actitud al respecto de las viñetas, de su profesión y del trato a sus pacientes.
Proponemos que el Miercoles día 28 de Septiembre se deposite una rosa a las puertas
de la S.E.G.O:
Pº de la Habana, 190, bajo
28036 Madrid
España

Preferiblemente de 16:00 a 18:00

Hombres, mujeres, niños y niñas estaís invitados a dejar una rosa en nombre de alguien a quien conozcais y tenga motivo para no reirse con los chistes de la S.E.G.O puede ser por vosotros mismos o vuestras madres y esposas. En la rosa podeis poner un lazo, un papel o etiqueta con su nombre, su patologia y la fecha.
Ejemplos:

María, episiotomia innecesaria, 1992
Ruth, incontinencia, a día de hoy
Paco, mala atención en el parto de mi hijo, 2001
Tamara, yo no me rio a mi no me hace gracia.

Etc...

Actuaremos en silencio y desde el respeto bajo el lema:
“Yo no me rio, a mi no me hace gracia”.
Para aquellos/ aquellas que no esteís en Madrid, se organizarán acciones paralelas en otros edificios de diferentes ciudades os pedimos que visiteís nuestro grupo en Facebook y que hagaís correr la voz. Gracias.
Para la acción por correo visitad este enlace

Popular posts from this blog

La madre, un incómodo sujeto feminista

Estamos indudablemente en la cuarta ola feminista. Lo que, para mi,  es emocionante y deprimente a partes iguales. Emocionante por saberme unida a tantas mujeres en una sincronía tan importante. Deprimente por contar ya un cuarteto de demasiados años de reivindicaciones más que obsoletas.
Pero en esta cuarta ola en la que se debaten las identidades y sujetos. A más de una nos parece delirante que el sujeto madre ni se mencione. Sigo a muchas feministas admiradas y reconocidas , y que pese a lo horizontal del feminismo son líderes o si lo prefieren “influencers”. No sólo jamás se tratan los muchísimos aspectos aún cuestionados sobre la maternidad. Si no que cuando se las invoca desoyen totalmente y no se pronuncian. Muy pocas asociaciones feministas se han hecho eco de los abusos que sufren las mujeres en la violencia obstétrica. Algo que llama poderosamente la atención. 
Considero por tanto que la maternidad es una parte del feminismo que incomoda. “Viste” mucho posicionarse sobre el ab…

#8A Hasta aquí llegamos

Me cruzo con esta foto que salta a las redes desde Mexico...



Que me recuerda a esta otra foto de la S.E.G.O en España



Que me recuerda a esta de Barbara Kruger






Y todas ellas me recuerdan por qué  hoy muchas de nosotras en todo el planeta nos hacemos fotos como esta




Hoy desde Londres y con un pañuelo verde celebro el cumpleaños de mi hija, celebrando las ganas y el amor con los que fue concebida y parida, y deseandole que si ella alguna vez decide hacer lo mismo lo haga con las mismas ganas y el mismo amor o más. Y por todo ello celebro también la autonomía de todas nosotras, nuestra dignidad y nuestra capacidad de decisión sobre nuestros cuerpos, sexualidades y embarazos. Ha llegado la hora de tomar el control de lo que nos pertenece por derecho y nunca debió sernos usurpado. Asi que hoy, celebro, celebro ser mujer, madre y defender mis derechos, los de las mujeres argentinas, los de todas y los de mi hija.
Nos celebro mientras con mi pañuelo verde esperanzado le digo adios a un pat…

Sentadas

En internet surge la campaña #cuentalo y la acompaño con el corazón y el alma, y toda mi sororidad, y me parece muy loable, pero es que yo ya no quiero contarlo más. Hay una ecuación imposiblemente incómoda que es todos los "metoo" y todos los #cuentalo que las mujeres conocemos tan bien, frente al #notodosloshombres. Yo hace tiempo que saqué la cuenta y supe que los violadores no son monstruos minoritarios sin rostro agazapados tras un arbusto en la noche. Los monstruos en mi caso fueron mis compañeros de piso en una fiesta en la habitación donde se dejan los abrigos. Pero es que en este #cuentalo que tanto me pertenece con un nudo en la garganta y un estomago tan asustado como aquella noche, siento que yo no quiero tener que exponerme una vez más hablar de cuánto he sufrido, de las pesadillas, de la sensación infinita de asco, de lo que tardé en comprender por ser dos de ellos mis compañeros de piso y por haber usado rohypnoles, que lo que era un recuerdo desagradable y co…