Skip to main content

Mis disculpas por la falta de puentes



                              
Mira que juré y perjuré que no volvería a caer en debates de biberón versus lactancia materna.
Y aqui ando exponiendome al insulto desatando las iras y pensando en cómo las mujeres nos hemos peleado tanto con nosotras mismas, que ya no sabemos quien somos y nos peleamos las unas con las otras.
Yo creo en el amamantamiento como rasgo mamifero, como parte de nuestra evolución, como elemento historico, como punto de unión, como sentimiento universal, como herramienta de supervivencia, como vínculo entre las gentes, como la física de la compasión y el amor, como puente entre pasado y futuro, como elemento liberador de prejuicios y sistemas económicos.
Por lo arriba mencionado, no puedo creer en el biberón, creo en que entre todas criamos a nuestros hijos cuando hace falta y si no fuera por los biberones y los intereses economicos haría poca falta, aqui es donde pierdo mi defensa, lo sé, entre todos los peros construidos con la lógica de un sistema que se ha olvidado de quién somos y que hacemos.
Por supuesto que no quiero herir a nadie, pero defenderé con uñas y dientes que soy un mamifero, que mi amor produce leche, que mi pecho mantiene vivo a otro ser, que hay una cadena infinita hecha de amor y leche que nos sostiene y nos transporta, que olvidarla es olvidar quienes somos.
Cerrar los ojos a su absoluta prioridad en nuestra existencia, es cerrar los ojos a quienes somos, a la mujer, a la maternidad, a sus poderes, a su esencia y a su importancia fundamental en la creación de este y otros mundos.
No me pidaís que cruce un puente que para mi no existe.
Jesusa (desde un punto muy pequeño en ¡La Via Lactea!)

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La rebelión de LAS objetos

Soy activista, matriactivista para ser más específica. Pero quizá tal y como debato a menudo con otras activistas, la especificación nos empieza a limitar. Hace un par de días dí una conferencia, era una conferencia sobre derechos reproductivos, y sin embargo mi presencia allí en calidad de defensora de los derechos reproductivos de las mujeres, era como poco, atípica. Todas las personas hacemos equivalencias mentales a menudo. Escuchamos “problemas raciales” pensamos en las personas negras, escuchamos género y pensamos: “mujeres”.  Creo que cuando escuchamos derechos reproductivos pensamos: “aborto”. Digamos que el 99% de la conferencia versaba sobre el aborto desde diferentes ángulos y allí estaba yo con mi 1% sobre un tema que para mi se origina de la misma manera y por las mismas razones, pero en otra dirección: la violencia obstétrica. Y aún dando gracias de que este 1%, para mí tan importante, fuese evidenciado.

Viendo que media sala había abandonado el recinto antes de que yo com…