Skip to main content



THE TIME IS NOW



Cómo algunos ya 
sabréis he estado en Brasil participando en una mesa redonda del proyecto de la activista y autora Suzanne ArmsThe Time is Now. Este proyecto es parte de la ONG americana Birthing the Future creada por Suzanne, la idea es que a través de varias mesas redondas multidisciplinares con profesionales de todo el mundo que de una manera u otra esten vinculados por la preconcepción, concepción,el embarazo consciente, el parto y el periodo primal, trabajemos juntos para establecer una organización que promueva y luche por proteger al ser humano desde sus origenes. Transmitiendo la importancia de la psicología prenatal, la epigenetica y los descubrimientos científicos que nos ayudan a anticipar el conocimiento ya intuitivo sobre el impacto que sensaciones, deseos y emociones tienen sobre nuestros futuros bebés y por tanto en el futuro del mundo.

En esta fase del proyecto, tratamos especialmente de desarrollar estrategias de 
comunicación para The Time is Now, por lo que mis contribuciones sobre redes sociales y activismo virtual fueron recibidas con entusiasmo.
Además durante las sesiones se filmó el documental que acompaña al proyecto y cuyo DVD estará en breve disponible en http://birthingthefuture.org/

A nivel personal fue maravilloso dedicar siete 
dias integros a hablar y escuchar sobre lo que es mi trabajo, mi vida y mi pasión y además hacerlo acompañada de mi hija de 6 meses que fue tratada como una diosa tanto por la gente de Brasil como por los participantes de la reunión.

Tuve el privilegio de viajar a Brasil, recluirme en un centro donde desde lo remoto de la desconexión y la integración en la belleza de las flores y los 
colibries, no había más escapatoria que estar con una misma, con esa que se esconde detrás de ordenadores, trabajo, iPhone y mil ocupaciones, esa de la que ya ni me acuerdo, ella y el planeta en el que vivo, que se me hacía tan ajeno que me llenaba de pavor. Tras un tratamiento de shock, descubrí todo el amor que llevo dentro y por qué hago lo que hago, descubrí que la espalda no duele cuando se vive en paz, se despierta al ritmo de gong y las flores inundan los sentidos, También descubrí que ese mundo contra el que tenía que vacunarme, prepararme y armarme, es mi mundo, nuestro mundo! Es ese planeta en el que todos tenemos parte, todos los bichos pequeños y grandes cabemos y debemos tener una función, un algo que compartir, un acto de bondad y belleza que nos sustente a todos, Ese planeta se me antojo como el cuerpo mismo de tantas mujeres, no podremos salvarlo hasta que seamos capaces de conocer hasta sus más recónditos lugares.

The time is Now, El momento es ahora, para cuidar, mimar y proteger para sanar a ignorancia con la cultura, para abandonar el miedo a través del conocimiento, para traer a los futuros miembros del planeta con toda nuestra consciencia, embarazos conscientes que despierten la alegría del mundo.

Me gustaría que todas estas personas y entidades supieran lo que sus donaciones de entre 10 y 500 euros han supuesto no sólo para mí y para mi hija, y no sólo para todos los proyectos, 
organizaciones, actividades y cursos que crearé en mi vida, sino para todas y cada una de las personas que aprendan, mediten o cambien por encontrarse con mi aprendizaje y así ad infinitum una gota con sus ondas.
Nota: Puse vuestros nombres aquí pero hubo alguien que prefirió seguir en el anonimato, así que mis donantes ya no aparecen en esta entrada, pero vosotros sabeís que teneís mi eterna gratitud y respeto, así como el compromiso con mi trabajo


Gracias a todas ellas de parte de un futuro un poquito más amable y gracias por su confianza en mí. 

Gracias a A.I.M.S (Association for the Improvement of the Maternity Services) y
IPEN (International Placenta Encapsulation Network


A Judit Aragonés y a todos aquellos que me dijisteís: "vete"
A Suzanne Arms y a Laura Uplinger por invitarme y a todos los que me acogieron.

Y hablando de colibries :-) Gracias a los que me acompañaís de una manera u otra cada día.


Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La rebelión de LAS objetos

Soy activista, matriactivista para ser más específica. Pero quizá tal y como debato a menudo con otras activistas, la especificación nos empieza a limitar. Hace un par de días dí una conferencia, era una conferencia sobre derechos reproductivos, y sin embargo mi presencia allí en calidad de defensora de los derechos reproductivos de las mujeres, era como poco, atípica. Todas las personas hacemos equivalencias mentales a menudo. Escuchamos “problemas raciales” pensamos en las personas negras, escuchamos género y pensamos: “mujeres”.  Creo que cuando escuchamos derechos reproductivos pensamos: “aborto”. Digamos que el 99% de la conferencia versaba sobre el aborto desde diferentes ángulos y allí estaba yo con mi 1% sobre un tema que para mi se origina de la misma manera y por las mismas razones, pero en otra dirección: la violencia obstétrica. Y aún dando gracias de que este 1%, para mí tan importante, fuese evidenciado.

Viendo que media sala había abandonado el recinto antes de que yo com…