Skip to main content

¿Qué tienen en común El Lorax de Dr. Seuss, el dinero y la cultura con la lactancia compartida?

Contribución a la Semana Mundial de la Lactancia Compartida


¿Qué tienen en común El Lorax de Dr. Seuss, el dinero y la cultura con la lactancia compartida?


He sido invitada, muy amablemente, a escribir una entrada para la semana de la lactancia compartida, la invitación me la hizo un padre lactante, sí, habéis leido bien,

En estos momentos me encuentro de vacaciones en mi ciudad natal, Alicante, España, dónde mi cerebro se encuentra en modo: "Relax" Aún así he intentado buscar alguna historia que me inspirase para escribir esto.

Quería buscar historias antiguas de mujeres que con una normalidad anterior hubiesen amamantado no solo a sus hijos sino a los de otras. A los de hermanas o amigas
Hablé con mi madre y pese a que recuerda a alguien que actuó de ama de cria era en relación a un hermano que había muerto antes de que ella naciera, también me encontré con una amiga de la familia que es musulmana y hablamos sobre como en la cultura islamica los bebés amamantados por la misma mujer no pueden contraer matrimonio pues se considera un vinculo equivalente al sanguineo. Hablé también con una chica muy amable de una asociación de lactancia en Alicante y me contó que su abuela había amamantado a los hijos de otras, pero ya había fallecido
No conseguía encontrar lo que buscaba, mientras tanto intentando relajarme con mi familia vimos con los niños la pelicula El Lorax, basada en el cuento del mismo nombre del popular autor americano Dr. Seuss. Es una historia ecologista sobre como la avaricia destruye la naturaleza hasta el punto de que todos los habitantes de este mundo fantástico olvidan lo que es y su impacto en nosotros y todo lo que nos rodea
Hay un momento en la historia en que el personaje principal explica como es un arbol real y el hombre malvado que trata de controlar el mundo reacciona hablando de lo asquerosa que es la tierra, lo sucia, y como crea bichos que están por todas partes. Este hombre, en esta historia, se ha hecho poderoso vendiendo aire embotellado en este mundo contaminado. No pude evitar ver las similitudes con la manera en la que la lactancia compartida se percibehoy en día, en las contadas ocasiones en las que se menciona. En las raras veces en las que se habla de ella, se trata coo si fuese algo raro, enfermizo, asqueroso, arriesgado, incluso sucio, cómo si se tratase de algo completamente ajeno a nosotros, cuando se trata de aquello que nos hace ser quien somos

A principios de año un par de amigas tuvieron unos pequeños problemas con sus bebés. El mayor de los problemas en realidad fue el recibir apoyo de los profesionales para no recurrir a la leche artificial como solución rápida, cosa que iba contra la voluntad de ambas. Una comadrona incluso amenazó a una de mis amigas con llamar a los servicios sociales si daba a su bebé leche de sus amigas, algo que para mí surgió de manera natural , sintiendo la leche en mi pecho de manera simultanea cuando mi amiga al telefono me decía que necesitaba ayuda. Nunca sentí otra cosa más allá de un bebé humano necesita leche, es el bebé de mi amiga y yo tego, ¿Cómo no iba a ayudarle? Fue tan natural cómo si alguien llorase y yo le prestara un pañuelo, nada que se pareciera a la imagen tan usada para el debate público de las mujeres que se pelean en sus capacidades maternales midiendo producción, calidad y resistencia del "trabajo" de ser madre.
Nosotros no hacemos eso. Nosotros los mamiferos maternamos a nuestras crias. Les nutrimos y cuidamos. Pero nosotros ahora imponemos la lactancia compartida a las vacas, les robamos la leche a sus bebés para los nuestros mientras censuramos el poder y la capacidad de las madres de nuestra especie porque alguien en una ocasión puso una etiqueta a algo que es inimitable.


En la pelicula de El Lorax, alguien cortó un arbol, y luego otros más, así hasta que no quedaron arboles y ni tan siquiera el recuerdo de lo que era un arbol, El que lo hizo no tenía malas intenciones, simplemente creyó que había una necesidad para su producto.
No hace tanto había una cultura de normalidad en la que las madres amamantaban a sus bebés y además a los bebés de otras.
Estoy contenta de que pese a no haber encontrado mucho en mi busqueda sobre nuestra historia de lactancias compartidas, quizá porque se consideraba un acto de amor de lo más ordinario dentro de la gran historia matriarcal que sigue sin ser escrita, estoy encantada de haber encontrado tantas referencias en mi vida sobre la nueva semilla que no permitirá que nuestro "arbol" -el de la leche de la bondad humana-sea olvidado.
Nuestra leche es nuestra. Nuestros hijos son nuestros.
Nuestra leche es libre, nuestros hijos también lo son


 UNLESS someone like you 
cares a whole awful lot,
nothing is going to get better.
It's not. 


(Trad. libre)
A no ser que alguien como tú se preocupe 
un buen montón
nada mejorará
Nunca, nunca lo hará

P.s Esta entrada está dedicada a Trevor Macdonald, padre lactante y a todos aquellos que como él se preocupan un buen montón

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La dificil tarea de criar a un hijo

Si alguien nos diera una planta y nos dijera que tenemos que cuidar de ella pero que no podemos darle luz, ni regarla, ni abonarla. Pensaríamos que esta planta pertenece a una especie muy exótica y desconocida. Y se nos haría una tarea muy difícil.

Casi todos los métodos, libros y programas que más venden sobre crianza, parecen haber eliminado lo aprendido en experimentos como el de Harlow y Harlow.
Experimentos crueles que demostraron que el vinculo afectivo, el amor de una madre era más importante que el alimento.

Hemos medicalizado el parto y esto nos ha demostrado que el parto es patológico y complejo.
Hemos comercializado el alimento de nuestros hijos, y esto nos ha hecho incapaces de amamantarlos.
Hemos intelectualizado nuestros instintos hasta crear la necesidad de libros, métodos y clases que nos digan como cuidar de nuestros hijos.
El mismo abuso que esta penado por la ley si produce un genio musical se llama método. A las madres que lo practican se las denom…