Skip to main content

Posts

Showing posts from September 2, 2012

Necesito las palabras de otros...

Copio aquí la magnifica traducción que mi querida compañera Ana Isabel Chinchilla hizo de un magnifico texto de Tricia Anderson, Tricia falleció en el 2007 yo siento como deber que este magnifico discurso que no llego a dar por estar atendiendo un parto en casa, se conozca y se comparta... Salir del laboratorio, ¿volver a la habitación en penumbra? por Tricia Anderson
Hace poco se le pidió a Tricia Anderson [matrona y educadora conocida a nivel internacional] que hablara en una de las jornadas de estudios de “temas candentes” de MIDIRS [servicios de información y recursos para matronas, UK]. Irónicamente, tuvo que atender a una mujer que daba a luz en casa y no pudo darnos su charla, así que a continuación reproducimos el texto de su exposición. Todo el mundo sabe que las gatas necesitan parir tranquilas en un lugar oscuro y aislado, como una caja forrada y blandita debajo de una cama, en el rincón más oscuro de la habitación más recóndita. Todos los que saben algo sobre gatos enti…

Invisibles para vendernos mejor

¿Qué vino antes el marketing o la vida?
Siempre lo he dicho: "Nos rompen las piernas para vendernos las muletas"

A menudo me acuerdo de un episodio de Los Simpson en el que alguien vende un exprimidor planteando un problema inexistente, ¿Cuantas veces ha intentado exprimir naranjas así (ver foto) sin ningún exito. Es decir, te hacen creer que exprimir naranjas es algo muy complicado y te van a hacer la vida más fácil. 
Esto lo veo en la maternidad muchísimo, desde bolas llamadas Epi-No (episiotomias no) que se insertan en la vagina con la promesa de evitar desgarros o episiotomias (como si estas fueran accidentes) a un triangulo que se coloca sobre la zona genital de el bebé para evitar que te meé durante el cambio de pañal...¿No me crees? Haz click aquí
El otro día en Facebook me crucé con esta versión de un clásico controvertido

Y lo miré y remiré y lo único que pensé fue...¡Pero si tenemos manos! Luego pensé que vamos teniendo menos cosas, nuestros pechos maternos están …