Skip to main content

Se les dice a las mujeres...







Se les dice a las bebés, que no lloren que se ponen feas, que no se ensucien, que qué guapas están. Se les ponen pendientes, se les dice que para presumir hay que sufrir, se les cuentan cuentos en los que las princesas son rescatadas, se les llama princesa. Se les dice marimacho cuando se aventuran y exploran, que sean finas, que se comporten y que las señoritas no hacen eso...Las señoritas, se aprende, no hacen nada que huela a libertad.  
  Se les dice a las niñas que su regla es un estigma, que les dolerá y que está mal visto hablar de ella. Su regla es sucia, les quita libertad y el único privilegio que les otorga es el de ser mujer, privilegio que para entonces ya saben que consiste en: ganar menos, tener más posibilidades de ser atacada, tener una opinión menos válida, ser inestable y tener la responsabilidad de preocuparse por su imagen siempre y para los demás.

  Se les dice a las  chicas que no sean fáciles que no se dejen tocar por el primero que encuentren, pero que se pongan guapas por si acaso. Se les recuerda permanentemente que sus cuerpos cada vez necesitan más para ser validos: pintauñas, depilación, tintes, masajes, accesorios, extensiones, dietas, bronceados y photoshop. Que se busquen un buen partido, pero que aspiren a tener un buen trabajo, que no tengan hijos pronto, que disfruten de la vida pero que no estén solas...
  
  Se les dice a las mujeres que se ponen insoportables, que no engorden, que no griten, que se pongan la epidural, que no se quejen, que se liberen para ser esclavas, que den la talla, que se vuelven gruñonas, que tienen flatulencia, que por más que lo intenten sí no es con cirugía no las verán nunca bien. Se les dice que sus oportunidades se pasan, que tienen que elegir entre lo que quieren y lo que pueden, que han de sacrificarse, que den gracias que antes era peor, que ellas pueden con todo pero no pueden tener todo lo que quieren. Que descuidar la casa es algo por lo que ellas sufren más y están capacitadas para hacer mejor.  Que no hablen de su cuerpo ni lo reivindiquen que eso es feo y agresivo.

  Se les dice a las más mayores que ya se acabo su tiempo, que no sean ridículas preocupándose por su imagen, que no sean pesadas, que ya no tienen por qué hacer nada, que disfruten sin molestar, que no se enteran, que están tontas, que no tienen opinión, ni interés, ni sexualidad, que disfruten de cuidar de  sus maridos que tienen suerte de tenerlos, que si se enferman lo hagan con dignidad y mueran pronto, sin dar la lata.

  Se les dice a las mujeres que se callen desde que nacen. 
  Se nos dice feas, gordas y molestas. Se nos dice puta y se nos dice vieja. 
  Se nos viola y mata y se nos educa para ello, con unos sí con otros no pero somos siempre de todos ellos.
  Crecemos mártires, santas, madres y esclavas. Se nos calla, se nos calla y se nos dice que no somos nada.
  Nada nuestro, nada propio, nada escrito, contado o inventado por nosotras.
  Y yo solo quiero gritar y quiero que las hijas de mis hijas griten conmigo: "Yo soy mía, yo soy libre, yo me sueño".
  Porque yo no me gusto cuando callo ni cuando estoy como ausente. Me gusto cuando lucho, cuando digo basta y cuando escribo con esta rabia ancestral de tantos silencios. Silencios bajo cuerpos opresores, bajo manos alzadas, bajo sentencias injustas, bajo cansancios milenarios, bajo el mal trato de cada día, bajo el miedo de vuelta a casa, bajo la falda, bajo el sujetador, bajo el carmín y la raya. Silencios de la mañana a la noche en cada espejo y cada beso. Silencios de abuelas a madres, de tías y de hijas. 

Silencios de una misma soñándose libre.

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La dificil tarea de criar a un hijo

Si alguien nos diera una planta y nos dijera que tenemos que cuidar de ella pero que no podemos darle luz, ni regarla, ni abonarla. Pensaríamos que esta planta pertenece a una especie muy exótica y desconocida. Y se nos haría una tarea muy difícil.

Casi todos los métodos, libros y programas que más venden sobre crianza, parecen haber eliminado lo aprendido en experimentos como el de Harlow y Harlow.
Experimentos crueles que demostraron que el vinculo afectivo, el amor de una madre era más importante que el alimento.

Hemos medicalizado el parto y esto nos ha demostrado que el parto es patológico y complejo.
Hemos comercializado el alimento de nuestros hijos, y esto nos ha hecho incapaces de amamantarlos.
Hemos intelectualizado nuestros instintos hasta crear la necesidad de libros, métodos y clases que nos digan como cuidar de nuestros hijos.
El mismo abuso que esta penado por la ley si produce un genio musical se llama método. A las madres que lo practican se las denom…