Skip to main content

Concesiones




Viendo una foto de un parto, en el que, quien la colgaba ya se autocensuró los pezones para "poder" difundirla y releyendome a mi en mi página explicando este hecho como normal y aceptado,  pienso en Femen y pienso que incluso estas mujeres que soportan torturas, amenazas y malos tratos se autocensuran los pezones porque seguimos recortando para acomodar nuestras peticiones, nuestros deseos, nuestras urgencias.
 Porque se nos siguen dando ultimátums, si quieres usar facebook como activista, si quieres educar a otras madres, si quieres normalizar tu cuerpo y arrebatarselo al patriarcado que lo explota para su beneficio, entonces sometete, firma aquí, borra tus pezones hasta para defenderlos. 
Incluso cuando estamos desnudas y con el puño en alto estamos aceptando condiciones impuestas.

Ni siquiera el espacio para la lucha nos pertenece, ni siquiera existe la comprensión de lo que hacemos , la mayor parte de las mujeres están en contra de sí mismas y a favor del opresor.

Ya ni nos entendemos.

A menudo la situación de la mujer me recuerda a los muchos años de segregación, esto lo hablé un día con un taxista negro que me lo confirmaba, me recuerda a los absurdos cometidos en nombre de la normalidad ya sea en el nazismo o en cualquier otra época de irracionalidad colectiva, en la que se haya generado un pensamiento antinatural para provecho de un mecanismo social impuesto.

Hubo muchos negros que se creyeron libres aceptando migajas de libertad y que no tuvieron ganas de crear conflicto. Hubo muchos que murieron por la libertad hasta de aquellos que no la pedían. A los que reclamaron se les ha ridiculizado y acallado siempre. Se les inventan perfiles falsos, se les crean identidades oscuras. El tiempo siempre les ha dado la razón incluso si murieron anónimos. Estar atenta y buscar la verdad es esencial en estos tiempos de miseria emocional acomodada.

A las mujeres se nos roba, explota, humilla, violenta, viola, prohibe, limita, miente, usurpa y agrede en mil maneras cada día.

Aceptar o rebelarse es una decisión que se toma a cada instante. Es un despertar de una anestesia y duele,  pero te recuerda que estás viva y piensas.

Creernos el cántico de que pelear nos hace bigotudas, feas, soberbias, homosexuales,  locas y agresivas, venga de quien venga, es creernos libres cuando nos están invadiendo hasta el coño.

Reclamemos pues hasta los pezones sin censura, hasta la libertad misma de toda mujer, hasta la que no nos gusta. 

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Ese machismo que nadie parece ver

El otro día el Huffington Post español, que tiene para mi muchos puntos a su favor en lo que a enfoque feminista se refiere, tales como ser un periódico digital fundado por una mujer y estar dirigido en España por la magnífica periodista Pau Domínguez y contar en sus filas con colaboradoras como la artista feminista Yolanda Domínguez publicaba una noticia sobre un twitter de un ginecólogo “angustiado” diciendole a las mujeres que no paran en casa. http://www.huffingtonpost.es/2018/01/01/la-angustiosa-reflexion-de-un-ginecologo-espanol-sobre-los-partos-en-casa_a_23321074/
Hace no mucho una carta de intención similar de una obstetra argentina se viralizaba. Yo la publiqué al contestarle aquí.
Lo más indignante de el artículo del Huffington Post, para muchas de nosotras que llevamos años luchando por los derechos de las mujeres (y sus bebés y sus familias) en el parto, es que en estas notas y artículos se sigue sin entender que la decisión de dónde parir es derecho de las mujeres. Y los ton…

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…