Skip to main content

¡Mata a tus ídolos!

Dedicado a Cristina I. con todo mi cariño y gratitud

"Un gran maestro tiene muchos defectos, un falso maestro no tiene ninguno"

En todo lo que hago profesionalmente, humanamente y maternalmente habita como tema principal la libertad. La libertad de elección a través de la información y técnicas educativas en mis clases. La libertad de encontrarse a sí mismos y aprender lo que quieran con la educación autónoma y libre de mis hijos y la libertad propia y ansiada para otros, matronas, mujeres y bebés en general...

Esta busqueda de ser libre y alentar o ayudar a otros a serlo es lo que principalmente me mueve como persona.
Todos tenemos ego y a todos nos gusta que nos den la palmadita en la espalda de vez en cuando, pero en mi caso cuando el ego no es acariciado es mi pasión por lo que hago lo que me alimenta el espíritu, si le sirve a una persona ya me sirve y me doy por satisfecha. Mi trabajo puede ser gratuito y al mismo tiempo caro porque sé que lo vale y por eso también sé cuando compartirlo felizmente sin cobrar un duro. Cuando haces lo que te gusta tu trabajo adquiere un gran valor económico si lo haces bien y al tiempo eres capaz de hacerlo desinteresadamente y hacerlo con la misma pasión..
Mis páginas en facebook han nacido siempre de la necesidad de compartir ,crear y activar

•Manifiesto maternal
•La Revolución de las Rosas
•No más FPPs
•Matriactivista
•SOS birth professionals
•Por un parto en casa
Etc...

Estas páginas ahora las administran otras mujeres maravillosas que hacen un gran trabajo, porque en realidad nunca fueron mías sino de quien las sigue.

Las mujeres que han venido a mis talleres saben que el objeto con el que me represento es una cerilla, porque soy una mujer como tantas otras y porque tengo la capacidad de crear grandes incendios o devolver el calor a quien creyó haber perdido su fuego. 
Por eso para mi no hay mejor pago después de un taller que una evaluación como esta
                        


Como madre soy como cualquiera y sé que hay muchas mejores que yo. Cada vez que alguien me pone en un pedestal de maternidad porque "hasta hace homeschooling" culpo a facebook por lo selectivo que es lo que ofrecemos al mundo y por dar una imagen estilizada de nuestra realidad de cada día.
Nadie pone una foto de su cabreo matutino o de su hija chupando el pegamento porque has sentido la compulsión de acabar una entrada del blog, o del día que pegas un grito que te duele y avergüenza después. O de cuando lloras porque los fantasmas de tu infancia no te dejan ser tan buena madre como quisieras.

A menudo me llegan comentarios de "eres mi ídolo" y si bien agradezco la admiración me incomodan profundamente.
Ser madre (no sé lo que es ser padre) es muy difícil, serlo en el s.XXI más aún pero estoy segura de que lo es para todas de una manera u otra. Además es un trabajo de esos sin palmadita en la espalda por lo que es muy tentador rellenar nuestra invisibilidad construyendo pedestales, envidiando a otras o escribiendo un libro.
Soy profesional en el ámbito de la maternidad eso no es como ser profesora de inglés,es decir serlo no significa ser buena madre en realidad no tiene nada que ver.
Como madre sobrevivo cada día con poca ayuda externa, muchas carencias, demasiado trabajo y en una ciudad inhóspita...Si alguna vez he aparentado lo contrario ruego disculpas jamás fue mi intención. ¡Es el sindrome de la vida instagram!
Creo que como madres estamos en diferentes puntos del mismo viaje y a lo único que alcanzamos con suerte es a ser expertas en nuestros propios hijos para luego volver a desechar todo ese conocimiento con cada etapa.

Por eso me horroriza cualquier promoción del "yo sé más que tu" en la maternidad, sea encubierta o descubierta. Por eso renuncio públicamente a ser ídolo de nadie en lo que a ser madre respecta, por eso creo y digo en mis clases que nos hacemos mucho daño cuando callamos, cuando nos disfrazamos e inventamos una vida de escaparate. La maternidad puede ser muy dura y complicada y creo firmemente en la libertad de cada madre para practicar el método Estivill, dar biberones y equivocarse o acertar tantas veces le cueste su maternidad.
La maternidad respetuosa y el amor maternal empiezan por sentirlo honestamente por todas las madres.
Lo otro no es más que lo mismo de siempre.


Popular posts from this blog

Ese machismo que nadie parece ver

El otro día el Huffington Post español, que tiene para mi muchos puntos a su favor en lo que a enfoque feminista se refiere, tales como ser un periódico digital fundado por una mujer y tener en España cómo asesora a la magnífica periodista Montserrat Domínguez y contar en sus filas con colaboradoras como la artista feminista Yolanda Domínguez publicaba una noticia sobre un twitter de un ginecólogo “angustiado” diciendole a las mujeres que no paran en casa. http://www.huffingtonpost.es/2018/01/01/la-angustiosa-reflexion-de-un-ginecologo-espanol-sobre-los-partos-en-casa_a_23321074/


Hace no mucho una carta de intención similar de una obstetra argentina se viralizaba. Yo la publiqué al contestarle aquí.
Lo más indignante de el artículo del Huffington Post, para muchas de nosotras que llevamos años luchando por los derechos de las mujeres (y sus bebés y sus familias) en el parto, es que en estas notas y artículos se sigue sin entender que la decisión de dónde parir es derecho de las mujeres. …

Sentadas

En internet surge la campaña #cuentalo y la acompaño con el corazón y el alma, y toda mi sororidad, y me parece muy loable, pero es que yo ya no quiero contarlo más. Hay una ecuación imposiblemente incómoda que es todos los "metoo" y todos los #cuentalo que las mujeres conocemos tan bien, frente al #notodosloshombres. Yo hace tiempo que saqué la cuenta y supe que los violadores no son monstruos minoritarios sin rostro agazapados tras un arbusto en la noche. Los monstruos en mi caso fueron mis compañeros de piso en una fiesta en la habitación donde se dejan los abrigos. Pero es que en este #cuentalo que tanto me pertenece con un nudo en la garganta y un estomago tan asustado como aquella noche, siento que yo no quiero tener que exponerme una vez más hablar de cuánto he sufrido, de las pesadillas, de la sensación infinita de asco, de lo que tardé en comprender por ser dos de ellos mis compañeros de piso y por haber usado rohypnoles, que lo que era un recuerdo desagradable y co…

La madre, un incómodo sujeto feminista

Estamos indudablemente en la cuarta ola feminista. Lo que, para mi,  es emocionante y deprimente a partes iguales. Emocionante por saberme unida a tantas mujeres en una sincronía tan importante. Deprimente por contar ya un cuarteto de demasiados años de reivindicaciones más que obsoletas.
Pero en esta cuarta ola en la que se debaten las identidades y sujetos. A más de una nos parece delirante que el sujeto madre ni se mencione. Sigo a muchas feministas admiradas y reconocidas , y que pese a lo horizontal del feminismo son líderes o si lo prefieren “influencers”. No sólo jamás se tratan los muchísimos aspectos aún cuestionados sobre la maternidad. Si no que cuando se las invoca desoyen totalmente y no se pronuncian. Muy pocas asociaciones feministas se han hecho eco de los abusos que sufren las mujeres en la violencia obstétrica. Algo que llama poderosamente la atención. 
Considero por tanto que la maternidad es una parte del feminismo que incomoda. “Viste” mucho posicionarse sobre el ab…