Skip to main content

Pese a todo o quizá gracias a todo seguimos de pie contra la violencia obstétrica

Jesusa en Blakenberge foto por la matrona Irene Avramidou 
Esta de la izquierda soy yo en Blankenberge, Bélgica en la conferencia de Derechos Humanos en el Nacimiento, liderando la mesa sobre como crear una campaña europea contra la violencia obstétrica (con no poco estrés ante la posibilidad de perder el tren y con mi hija gritando al fondo mientras su padre la cambiaba en un baño cercano)

Y ahí estaba yo, diciendo "Campaña europea no no, Global" Con un mapa vacío en el que explicaría que necesitábamos  contactos, persuasión, vender la idea y sobretodo no despreciar nunca ninguna pequeña acción ni al individuo frente al colectivo.

La idea que les vendía a quienes quisieron escucharme ese día era ¡Claro que podemos, pero no se trata de poder si no de deber!

Y hoy 21 días después ese mapa está lleno de flores entre las piedras.

Estoy a media tarde de un lunes tras un fin de semana en el que quisiera haber podido hacer más pero entre mis tutorías, clases, placentas y familia simplemente no he podido.

No soy ninguna mártir y no voy de heroína, simplemente soy cabezota y una optimista muy indignada, una pacifista en guerra con la guerra si eso es posible, me da igual. Simplemente a las 17:08 de este día y pese a la enorme satisfacción del gran trabajo en equipo con Susana, Azucena, Saskia, Marie-Line, Daniella, Radka, Katherina y Marta aún no entiendo que lo que le ocurre a tantísimas mujeres, lo que cuentan y no cuentan, lo que sabemos que es abuso protocolario y establecido en muchos países no sea titular de todos los periódicos, no sea la primera noticia de todos los telediarios, no sea grito de millones y sin embargo dentro de este mismo movimiento aún tenga que debatir sobre la paz o la injusticia de generalizar sobre profesionales o si es justo o no llamarlo así.

Yo quisiera preguntar ¿Cual es exactamente la duda? Por qué lo que yo entiendo que se duda aquí es si será necesario quejarse, si será para tanto, si no nos estaremos pasando, si acaso tenemos derecho a decir la verdad con todas sus letras y si a lo mejor no estaremos mejor calladitas o quizá los señores profesionales se merecen mayor respeto.

(Cómo esto es un texto os contesto yo mi opinión a esas preguntas)

No me queda la menor duda que debemos quejarnos y que es para tanto y más.  Y es más me indigna y me revuelve que ciertas organizaciones internacionales con las que trabajo, que profesionales que realmente "venden" y no de manera teórica que son "pro parto respetado" no puedan ser por un día "contra violencia obstétrica". No sé si es que yo ando demasiado expuesta a la realidad en este asunto y me pierdo algo , pero sinceramente me dan  ganas de escribirles uno por uno, porque no lo entiendo.

No entiendo que a una mujer, a un perro, a un niño, a un hombre (me da igual) se le agreda y nadie haga nada y no lo hagan por declararse pacifista, ¿no lo entiendo, por no faltar al respeto al agresor?
No entiendo que hasta muchas de las mismas mujeres dentro del movimiento callen con silencio de tumba ante lo que se intenta debatir hoy.

No entiendo que aún no haya quedado claro, y ya que estamos con los símiles florales, que este problema se está abonando con el estiércol de la ignorancia y regando con silencio de lagrimas.

Finalmente y para que por quejarme como mujer (cosa que parece no pertenecer a nuestro género) no se me acuse de negativa.

Quiero dar las gracias a mujeres  y asociaciones que se han pronunciado hoy y especialmente y viendo los silencios a las que lo han hecho como matronas, como profesionales medicas, como representantes de organismos (especialmente a la presidenta del Real Colegio de Matronas en Reino Unido).
A Dona Llum y El Parto Es Nuestro y supongo que me dejaré a alguien (perdón, he andado desbordada)

A Prepapá por su rosa y su compromiso hasta cuando no tienen tiempo.

Pero siempre y como ya hice en una ocasión en la que un matrón me hizo elegir, me quedó con las madres, con las Rosas, las que se siguen alzando pese a todo y gracias a todo.
Porque pese a que o gracias a...ese dolor ya  no va volverá a ser silenciado por nada ni por nadie.
¡Esas Rosas son ya Revolucionarias!

Rosa en un hospital en Alemania, foto: Katharina Harmann 

Obra de teatro en Italia

Mensaje desde Australia
República Checa
Evento en México



Debate en Ourense, España
Y muchas Rosas más...

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La rebelión de LAS objetos

Soy activista, matriactivista para ser más específica. Pero quizá tal y como debato a menudo con otras activistas, la especificación nos empieza a limitar. Hace un par de días dí una conferencia, era una conferencia sobre derechos reproductivos, y sin embargo mi presencia allí en calidad de defensora de los derechos reproductivos de las mujeres, era como poco, atípica. Todas las personas hacemos equivalencias mentales a menudo. Escuchamos “problemas raciales” pensamos en las personas negras, escuchamos género y pensamos: “mujeres”.  Creo que cuando escuchamos derechos reproductivos pensamos: “aborto”. Digamos que el 99% de la conferencia versaba sobre el aborto desde diferentes ángulos y allí estaba yo con mi 1% sobre un tema que para mi se origina de la misma manera y por las mismas razones, pero en otra dirección: la violencia obstétrica. Y aún dando gracias de que este 1%, para mí tan importante, fuese evidenciado.

Viendo que media sala había abandonado el recinto antes de que yo com…