Skip to main content

El poder de la maternidad no es un chiste y el poder de las matronas tampoco.

El día 6 de Mayo daba una pequeña charla en una conferencia organizada íntegramente por estudiantes de matrona o como las llamáis en España "residentes" de Kings College University en Londres. En esa conferencia entre otras hablaron la presidenta del Colegio de Matronas británico , la directora de la organización (NCT) para la que trabajo como profesora de educación perinatal, una de las tutoras de Doula U.K, una historiadora, una directora de documentales, una doula involucrada con la asociación Birthrights y representantes de un par de organizaciones.

Yo hablé del poder de las madres y las matronas como podéis escuchar aquí y las demás ponentes también reiteraron la necesidad de matronas, la necesidad del respeto por la fisiología del parto y la necesidad de nuevas matronas con empuje.

Cuando las matronas residentes tuvieron el micrófono durante las mesas redondas hablaron de la realidad de su día a día y de su miedo a no poder expresar todo ese empoderamiento que las ponentes tratábamos de transmitir, la respuesta fue unánime de diferentes maneras y yo la resumo así: Si estás de parte de la mujer, apoyando lo que necesita y escuchándola durante el parto estás haciendo tu trabajo y estás siguiendo el protocolo.

Salí de la conferencia honrada por haber compartido el día con mujeres de pies a cabeza tan válidas y tan potentes y reconfortada por todas esas manos que recibirán a los bebés del futuro habiendo aprendido que todo su saber es casi zen y lo que concluye es que la sabiduría conseguida es la confianza en el proceso y el saber cuando actuar.

Cuando me disponía a traducir mi presentación por ofrecer mi gratitud y palabras  también a las matronas hispanoparlantes se publicaba un video de unas matronas residentes que se graduaban.
En él como si una versión cantada de las viñetas de la S.E.G.O se tratase se canta y bromea sobre maridos que se desmayan (yo jamás he visto a ninguno hacerlo), poner vías, "hacer" puerperas y subir la oxitocina (sintética me temo). Las respuestas ya han surgido por suerte por parte de El Parto es Nuestro, Dona Llum, Claudia Pariente de Entré Mamás y de la matrona Choni López (Centro Hebbame) como socia de El Parto es Nuestro, y las respuestas a estas también y son idénticas a cuando se produjo el revuelo alrededor de las viñetas de la S.E.G.O "no tenemos sentido del humor" y bueno, las respuestas que se le han dado a Choni son desde mi punto de vista increíbles y me ayudan a comprender mejor cual es la situación en España.

         


He llevado este tema a los grupos internacionales en los que trabajo y la respuesta ha sido desde la cultura de normalidad profesional que existe en otros países: "Deberíais escribir una carta conjunta reclamando a las autoridades educativas su responsabilidad en la perpetuación de estas malas prácticas" Y yo he pensado: "Para que en España exista la normalidad que permite el consenso en escribir esa carta y que sea recibida con el respeto que sería escrita nos falta aún la misma cultura que nos permitiría entender que que alguien te "ponga a parir" no tiene ninguna gracia, qué reírse de la vulnerabilidad desde el poder no es ético (1), que las mujeres y sus maridos necesitan a las matronas, que hay una cola de mujeres con sus esperanzas puestas en las nuevas generaciones a las que este video las deja abandonadas con sus expectativas de partos no intervencionistas,  que no se trata de imitar a nadie si no cuestionarlo todo y contribuir desde la voz propia.

Yo ando perpleja y reflexionando sobre este tema y creo, aunque me quemen en alguna hoguera pública (ya estoy acostumbrada) por decir lo que digo, creo que la cuestión no es que estas matronas celebren de esta manera su graduación, la cuestión no es que no tengamos sentido del humor si nos parece inaceptable, las cuestiones son:
¿qué educación reciben las matronas en España? ¿Cómo se las prepara para ejercer desde el respeto a las usuarias y sus familias?¿Están satisfechas con sus perspectivas de trabajo? ¿Se les educa para el desarrollo y actualización constante de su profesión y para estar al día de la evidencia científica? ¿Qué cultura de parto hay en España? ¿Qué influencia tienen las mujeres en el campo de la obstetricia? ¿Qué respeto tiene la mujer en España? ¿Qué posibilidades tienen las matronas de ser respetadas en su profesión y qué posibilidades de trabajar por el respeto al parto fisiológico y a la 
decisión informada? ¿Qué ocurre en los paritorios españoles, con cuantos años de retraso se trabaja 
con respecto a las publicaciones pertinentes?
¿Qué poder tienen las matronas y las madres en España?


Mientras estas cuestiones se disfracen de chiste o chascarrillo, mientras lo importante sea la pelea entre colectivos o entre filosofías, mientras se siga peleando por el ego y la plaza...
El tiempo pasa y la normalidad, el respeto y la libertad se alejan cada día un poco más de España, al menos para las mujeres.
Hoy, alguien que no recuerdo decía en facebook:

"Una cosa es adaptarse a un sistema porque no queda 
otra opción. Otra cosa es creérselo."

Vosotras elegís.



(1) Katie Watson, "Gallows Humor in Medicine," Hastings Center Report 41, no. 5 (2011): 37–45.


Popular posts from this blog

La madre, un incómodo sujeto feminista

Estamos indudablemente en la cuarta ola feminista. Lo que, para mi,  es emocionante y deprimente a partes iguales. Emocionante por saberme unida a tantas mujeres en una sincronía tan importante. Deprimente por contar ya un cuarteto de demasiados años de reivindicaciones más que obsoletas.
Pero en esta cuarta ola en la que se debaten las identidades y sujetos. A más de una nos parece delirante que el sujeto madre ni se mencione. Sigo a muchas feministas admiradas y reconocidas , y que pese a lo horizontal del feminismo son líderes o si lo prefieren “influencers”. No sólo jamás se tratan los muchísimos aspectos aún cuestionados sobre la maternidad. Si no que cuando se las invoca desoyen totalmente y no se pronuncian. Muy pocas asociaciones feministas se han hecho eco de los abusos que sufren las mujeres en la violencia obstétrica. Algo que llama poderosamente la atención. 
Considero por tanto que la maternidad es una parte del feminismo que incomoda. “Viste” mucho posicionarse sobre el ab…

Carta abierta a todas las asociaciones feministas

Se ruega difusión y sororidad.
LLAMAMIENTO A TODAS LAS ASOCIACIONES FEMINISTAS 
Podía haber titulado este texto: “De cómo las madres feministas se sintieron doblemente desoladas”  Porque esa ha sido la sensación en los últimos días para mi y muchas de mis compañeras. Como siempre que algo alguna crítica de este tipo me encantaría que este texto pudiera circular lejos del patriarcado acechante porque lo último que quiero es ofrecerle la carnaza de nuestras discrepancias porque son eso, “nuestras”.
Pero el dolor y sensación de marginalidad que hoy siento como mujer feminista es realmente doble.
Siento por sororidad y como activista el dolor por la violación de derechos humanos cometida contra una mujer gestante en Oviedo hace un par de días. La mujer, estando de parto fue arrestada en su domicilio por la policía para ser llevada a un hospital y sometida a una inducción. La inducción nunca se produjo pero se la retuvo y (obviamente) acabó en una cesárea según ellos por falta de dilatación, …

#8A Hasta aquí llegamos

Me cruzo con esta foto que salta a las redes desde Mexico...



Que me recuerda a esta otra foto de la S.E.G.O en España



Que me recuerda a esta de Barbara Kruger






Y todas ellas me recuerdan por qué  hoy muchas de nosotras en todo el planeta nos hacemos fotos como esta




Hoy desde Londres y con un pañuelo verde celebro el cumpleaños de mi hija, celebrando las ganas y el amor con los que fue concebida y parida, y deseandole que si ella alguna vez decide hacer lo mismo lo haga con las mismas ganas y el mismo amor o más. Y por todo ello celebro también la autonomía de todas nosotras, nuestra dignidad y nuestra capacidad de decisión sobre nuestros cuerpos, sexualidades y embarazos. Ha llegado la hora de tomar el control de lo que nos pertenece por derecho y nunca debió sernos usurpado. Asi que hoy, celebro, celebro ser mujer, madre y defender mis derechos, los de las mujeres argentinas, los de todas y los de mi hija.
Nos celebro mientras con mi pañuelo verde esperanzado le digo adios a un pat…