Skip to main content

40 y muy feliz, gracias

Con un saludo a Ileana Medina por compartir sus sentires sobre sus 40


A finales de este mes cumpliré 40, el mes pasado se me hacia cuesta arriba el cumpleaños, me sacudía aún de los efectos de un duelo y me recuperaba en una breve desconexión del mundo virtual de una sobrexposición no buscada y sobre la que tenía que reflexionar.

Me sentía desubicada y contrariada porque "yo no creo en almanaques ni edades". Y un día en una clase de conducir me encontré diciendo una de mis verdades sin pensarlo a la profesora. Esta mujer de unos veintitantos hacia referencia a mi edad a las 7 de la mañana cada semana y con bromas tontas, que al final por su repetición acabaron por irritarme e hicieron que un día le contestara:

"Sinceramente no veo ningún mérito en ser joven, es al fin y al cabo un accidente de la vida sobre el que no tenemos ningún control,  me parece más admirable e interesante ser una buena persona, ser amable, generosa, culta...y por otra parte yo desde este punto en el que me encuentro no querría de ninguna manera volver a los veintitantos con las inseguridades e inexperiencia, con los miedos, las grandes decisiones y la búsqueda de identidad que suponen."

Y ahí en ese preciso instante, me di cuenta de que mis malestares como en tantas ocasiones eran más bien culturales, externos, impuestos. Miré a mi vida y me sentí verdaderamente privilegiada, me sentí muy a gusto en mi piel.
Mis amigas de la infancia me sorprendieron este fin de semana y celebramos nuestros 40 juntas en Londres, me lo he pasado de maravilla, me he reído hasta el dolor y si bien me he cansado más de trasnochar y mal dormir, de lo que solía  creo que también lo he disfrutado más de lo que solía, hasta la médula, porque ahora todo eso me importa mucho más que antes.

Preparo una fiesta para el 29 y tengo la suerte de que mucha de la gente que me importa estará presente. Y he llegado a la conclusión de que en esta etapa que apenas comienza quiero divertirme y disfrutarme, quiero reírme y quedarme con lo que me enriquece y me nutre, quiero aprender y ser flexible para saber quedarme con lo bueno de cada cosa, quiero ser rigurosa en mi trabajo pero no perderme en mi seriedad y ser inflexible, y especialmente no quiero tener miedo a la muerte sino a no haber vivido.



También he empezado a leer La sabiduría de la menopausia de Christiane Northrup,  y me doy cuenta de que quizá estoy empezando la perimenopausia y estoy feliz, feliz de conocerme, de darme la mano y hacer las paces, de quererme y querer ser feliz, de saber reírme y de llorar sólo por y con quien importa.
La menopausia, por lo que leo y empiezo a comprender,  (sorpresa, sorpresa) no es como nos la han contado, la menopausia es quitarse las gafas borrosas y el zapato que molesta, es hablar desde el centro de una misma y conociendose y empezando por una. La patologización de esta y la cultura anti menopausia es conveniente en el sistema en el que vivimos y una vez más se utiliza para silenciar a las mujeres y sus emociones como en tantos otros momentos.

 Las mujeres que han trabajado conmigo en 3Colours conocen el símbolo que utilizamos en nuestros talleres cuando hablamos de puentes para identificar esos momentos transicionales en nuestras vidas. Yo empiezo a ver uno muy hermoso al que me acerco y me siento con la excitación de una chiquilla subiendose a una montaña rusa y no puedo más que sentirme agradecida y plena, dispuesta a compartir, crear y crecer, dispuesta a querer y que me quieran, a jugar, bailar y reír hasta que la muerte se atreva a lidiar conmigo.

Y si se me olvida no tengo más que mirar a las que me preceden, mi madre y mis tías que con setenta u ochenta y siete, aman, desaman comen, ríen y bailan porque están vivas por dentro y por fuera.

La pasión de las mujeres es ese fuego que nos enciende muy dentro y a menudo tiembla hasta parecer apagarse como una vela en una cueva, pero nos guía siempre que recordemos mirar para adentro. A veces son las amigas, a veces la soledad, a veces una mirada, da igual lo que nos lo recuerde y sirva de compás ¡Pero por dios que no se nos olvidé vivir y reír nunca!

Lo celebraré con mi clan y mis experiencias buenas y malas porque todas ellas nos construyen.
¡Va por ustedes!

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La rebelión de LAS objetos

Soy activista, matriactivista para ser más específica. Pero quizá tal y como debato a menudo con otras activistas, la especificación nos empieza a limitar. Hace un par de días dí una conferencia, era una conferencia sobre derechos reproductivos, y sin embargo mi presencia allí en calidad de defensora de los derechos reproductivos de las mujeres, era como poco, atípica. Todas las personas hacemos equivalencias mentales a menudo. Escuchamos “problemas raciales” pensamos en las personas negras, escuchamos género y pensamos: “mujeres”.  Creo que cuando escuchamos derechos reproductivos pensamos: “aborto”. Digamos que el 99% de la conferencia versaba sobre el aborto desde diferentes ángulos y allí estaba yo con mi 1% sobre un tema que para mi se origina de la misma manera y por las mismas razones, pero en otra dirección: la violencia obstétrica. Y aún dando gracias de que este 1%, para mí tan importante, fuese evidenciado.

Viendo que media sala había abandonado el recinto antes de que yo com…