Skip to main content

Por qué estoy en contra de TED Women, Huffington Women o cualquier otra sección "femenina" en los medios



El 25 de Noviembre se "celebra" el día internacional contra la violencia contra las mujeres. Desde el movimiento que fundé en el 2011 (www.rosesrevolution.com) haremos campaña como cada año contra la violencia obstétrica en todo el mundo. Después de todos estos años de activismo, reflexiono más profundamente sobre todo aquello que pueda guardar relación con estos, aparentemente complejos, temas. Además en estos años mis hijos van creciendo y he tenido una hija, así que ahora más que nunca, lo personal es político, como mi querida Sheila Kitzinger solía decir.
Pero hay una cosa que empieza a irritarme y es la manera en la que los problemas de mi genero quedan relegados a una "esquina" de la sociedad.
El 7 de Noviembre acudí a una concentración frente a el consulado de España en Londres para solidarizarme con la multitudinaria marcha en Madrid en la que miles se manifestaban contra el hecho de que una media de 70 mujeres por año son asesinadas por sus parejas. El tema es importantísimo, la manifestación fue importantísima...48 horas más tarde 6 más eran asesinadas, no se ha hecho nada al respecto...Y seguimos. Y esto son cuestiones "de género" y si hablamos sobre violencia obstétrica entonces incluso dentro del feminismo tenemos que discutir con compañeras sobre si es o no cuestión de género, desde la "esquina" se nos pone en otra "esquina"...Y mientras tanto las mujeres siguen siendo tratadas como ciudadanas de segunda, niñas o simplemente individuos qué simplemente no son lo suficientemente relevantes.
Y además me fascina que hayamos comprado con entusiasmo esta idea de las secciones femeninas en los medios, cuando son una forma más de discriminación e incluso peor porque viene disfrazada de la idea de empoderamiento.  Estas secciones hacen dos cosas 1) Separar nuestro problema de los que realmente importan y son considerados problemas humanos que serán tratados por quienes deciden, mayoritariamente hombres y 2) nos separan del resto, te imaginas un Huffington Post para personas de color? Creo que tenemos que empezar a evitar estas trampas.


"Foto de mujeres en TED Mujeres hablando a mujeres sobre problemas de mujeres"

La violencia de género es además violencia humana.

El hecho de que seamos las víctimas no nos hace responsables de su resolución, sólo faltaba.
Y la violencia obstétrica es una de la que prácticamente todas las personas de las generaciones contemporáneas hemos sido víctimas. Ya que la hemos sufrido al llegar a este mundo, es de hecho la violencia que rige el mundo, con la que crecen los hombres llenos de rabia, es la violencia que fragmento el vínculo primal que interrumpió el primer amor y es la violencia que ha dejado que el abuso, el rechazo y el maltrato guíen nuestras mentes y corazones en muchas situaciones.
Estoy decidida ha empezar a hablar de violencia humana, a hablar de los problemas sociales, me veo obligada porque mi género importa bien poco al mundo. Porque todo lo que siento desde el 2011 es invisibilidad. Todo lo que siento es que me han enseñado un sitio en el que juntarme con mis compañeras y montar tanto jaleo como quiera y así me sentiré mejor , mientras "los mayores" siguen decidiendo por nosotras y por nuestro bien. Y estoy más harta de lo que puedo expresar.
Resumiendo, las mujeres padecen, sufren y se mueren básicamente por ser mujeres, sus bebés son daños colaterales y todo esto querido mundo debería ser prioridad internacional en todas las agendas políticas ¡y no lo es! No lo es porque este mundo es machista y dominado por hombres, por más rosa,  morado y etiquetitas que le quieran poner a sus revistas y periódicos.
Pero que no se les olvide que lo que hacéis a las mujeres se lo hacéis a la sociedad y lo que hacéis a las madres se lo hacéis al futuro de la humanidad, así que suerte con ello! La vamos a necesitar, toda.



Popular posts from this blog

Ese machismo que nadie parece ver

El otro día el Huffington Post español, que tiene para mi muchos puntos a su favor en lo que a enfoque feminista se refiere, tales como ser un periódico digital fundado por una mujer y tener en España cómo asesora a la magnífica periodista Montserrat Domínguez y contar en sus filas con colaboradoras como la artista feminista Yolanda Domínguez publicaba una noticia sobre un twitter de un ginecólogo “angustiado” diciendole a las mujeres que no paran en casa. http://www.huffingtonpost.es/2018/01/01/la-angustiosa-reflexion-de-un-ginecologo-espanol-sobre-los-partos-en-casa_a_23321074/


Hace no mucho una carta de intención similar de una obstetra argentina se viralizaba. Yo la publiqué al contestarle aquí.
Lo más indignante de el artículo del Huffington Post, para muchas de nosotras que llevamos años luchando por los derechos de las mujeres (y sus bebés y sus familias) en el parto, es que en estas notas y artículos se sigue sin entender que la decisión de dónde parir es derecho de las mujeres. …

Sentadas

En internet surge la campaña #cuentalo y la acompaño con el corazón y el alma, y toda mi sororidad, y me parece muy loable, pero es que yo ya no quiero contarlo más. Hay una ecuación imposiblemente incómoda que es todos los "metoo" y todos los #cuentalo que las mujeres conocemos tan bien, frente al #notodosloshombres. Yo hace tiempo que saqué la cuenta y supe que los violadores no son monstruos minoritarios sin rostro agazapados tras un arbusto en la noche. Los monstruos en mi caso fueron mis compañeros de piso en una fiesta en la habitación donde se dejan los abrigos. Pero es que en este #cuentalo que tanto me pertenece con un nudo en la garganta y un estomago tan asustado como aquella noche, siento que yo no quiero tener que exponerme una vez más hablar de cuánto he sufrido, de las pesadillas, de la sensación infinita de asco, de lo que tardé en comprender por ser dos de ellos mis compañeros de piso y por haber usado rohypnoles, que lo que era un recuerdo desagradable y co…

La madre, un incómodo sujeto feminista

Estamos indudablemente en la cuarta ola feminista. Lo que, para mi,  es emocionante y deprimente a partes iguales. Emocionante por saberme unida a tantas mujeres en una sincronía tan importante. Deprimente por contar ya un cuarteto de demasiados años de reivindicaciones más que obsoletas.
Pero en esta cuarta ola en la que se debaten las identidades y sujetos. A más de una nos parece delirante que el sujeto madre ni se mencione. Sigo a muchas feministas admiradas y reconocidas , y que pese a lo horizontal del feminismo son líderes o si lo prefieren “influencers”. No sólo jamás se tratan los muchísimos aspectos aún cuestionados sobre la maternidad. Si no que cuando se las invoca desoyen totalmente y no se pronuncian. Muy pocas asociaciones feministas se han hecho eco de los abusos que sufren las mujeres en la violencia obstétrica. Algo que llama poderosamente la atención. 
Considero por tanto que la maternidad es una parte del feminismo que incomoda. “Viste” mucho posicionarse sobre el ab…