Skip to main content

Ya no hacemos homeschooling (segunda parte)

Para leer la primera parte haz click aquí aquí


Hay un silencio que me incomoda profundamente y es el de todas las personas que sin saberlo me hicieron dudar durante el tiempo que duró nuestra educación en casa, que quizá sin mayor intención que conversar o emitir juicios superficiales cuestionaron la viabilidad, la salud mental de mis hijos al final de su infancia o sus posibilidades de éxito en la vida.
A todas esas personas, no les guardo rencor, en realidad me lo guardo a mí por confiar en ocasiones, a altas horas de la mañana, en sus palabras más que en mis hijos, que en mi o en nuestras capacidades e inteligencias.

A todas esas personas y a tantas otras que vendrán a cuestionar a otras familias desde la ignorancia,   les enseño desde aquí un fragmento de la carta que me acaba de llegar. En la que nos invitan al Royal Festival Hall para la entrega de un premio por los logros de mi hijo mayor, en Enero. Además de este y otros premios, recientemente le invitaron a una reunión porque basándose en sus notas han predecido que podría estudiar en Oxford, cosa que a él por el momento no parece interesar demasiado.



La realidad es que lo que vaticinaron las voces críticas que se alzaban en supermercados y parques, no se cumplió, en lo que confiábamos mientras se nos cuestionaba, se ha cumplido con creces por parte de mis dos hijos. Sus decepciones por otra parte desde que empezaron son con la agresividad colectiva de otros niños, la falta de interés y la pérdida de tiempo durante las horas lectivas, el machismo y sexismo de sus colegios y la superficialidad del entorno a la hora de tratar ciertas cuestiones y la falta de espacio y tiempo para la creatividad, cada vez que he intentado hablar de estas cuestiones con los profesores, en ocasiones profesores que ¡ni siquiera han adivinado/sabido  durante un año que mis hijos no han ido al colegio! De repente, al mencionarlo yo, intentan acusarles de "tener un problema por su homeschooling" refiriéndose a los clásicos problemas de socialización?!

Pues no, por ahí no paso, las malas noticias para ustedes "escuelas en posesión de lo moralmente correcto" son que los problemas de socialización los tienen ustedes, que las preguntas que se deberían andar haciendo son del tipo de por qué alumnos brillantes que reciben premios, a los que mandan infinidad de postales y llamadas para elogiar, no sólo sus dotes académicas sino su calidad humana y contribuciones al resto del grupo, se sienten incómodos y agredidos y poco cuidados en su entorno educativo. 
Desde aquí invito a las escuelas a la reflexión sobre el tipo de socialización que en ellas se genera. Por lo demás seguimos adelante, como podemos, equilibrando opciones confiando que el tiempo que pasaron en casa en libertad les hará fuertes como individuos librepensadores que puedan vivir felices desde el respeto al prójimo, a fin de cuentas ese fue el único "currículo" que me propuse lograr cuando plantee su desescolarización, ambicioso pero necesario, esencial diría yo.

Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…

La dificil tarea de criar a un hijo

Si alguien nos diera una planta y nos dijera que tenemos que cuidar de ella pero que no podemos darle luz, ni regarla, ni abonarla. Pensaríamos que esta planta pertenece a una especie muy exótica y desconocida. Y se nos haría una tarea muy difícil.

Casi todos los métodos, libros y programas que más venden sobre crianza, parecen haber eliminado lo aprendido en experimentos como el de Harlow y Harlow.
Experimentos crueles que demostraron que el vinculo afectivo, el amor de una madre era más importante que el alimento.

Hemos medicalizado el parto y esto nos ha demostrado que el parto es patológico y complejo.
Hemos comercializado el alimento de nuestros hijos, y esto nos ha hecho incapaces de amamantarlos.
Hemos intelectualizado nuestros instintos hasta crear la necesidad de libros, métodos y clases que nos digan como cuidar de nuestros hijos.
El mismo abuso que esta penado por la ley si produce un genio musical se llama método. A las madres que lo practican se las denom…