Skip to main content

¿Feminazis? Ya quisierais que ese fuera el problema


Mientras el mundo (patriarcal, no olvidemos) se rasca la cabeza en debates indignantes sobre si el me too es una caza de brujas e incluso a algunas mujeres relevantes se les ocurre decir que el feminismo se está radicalizándo y eso no va con ellas. Mientras, en otras palabras, aún se debate sobre cuánto, como y cuándo podemos indignarnos y sobre, en otras palabras, el miedo que da el que se nos ocurra volver a reclamar lo nuestro...

El machismo, ese que debería ser analizado con lupa, debatido y temido, ese campa a sus anchas. Ese se acaba de llevar literalmente por delante las vidas de 10 personas. Pero seguimos sin prestar atención porque no interesa, porque de hacerlo, el mundo tal como lo conocemos tendría que irse al garete.

Esta mañana amanecíamos con un término no muy conocido, "incel" , por la tragedia ocurrida ayer en Toronto.

Incel es a lo que se refieren algunos grupos de "¿machos radicales?" para hablar de celibato involuntario. Término que sólo puede existir desde la creencia (perfectamente extendida) de que las mujeres le deben sexo a los hombres, y quien dice sexo, dice respeto, amor y cuidados, y por qué no, atención, trabajo y sumisión.

Estos grupos lejos de lo conveniente que es creer que son unos pocos tarados, son cada vez más populares y para mi no son más que una externalización vocal de lo que gran parte de la sociedad piensa. 

A través de estos grupos y foros que pululan por las redes disfrazados de lucha por los derechos humanos masculinos (me tengo que rascar la cabeza con este asunto porque es un concepto que me alucina) se fomenta la ideología machista ya bastante asentada y perpetuada en mil películas, noticias, leyes, frases...la vida entera, hasta llevarla a sus últimas consecuencias. Sería fácil concluir como en tantos hilos que me he cruzado que son una panda de pajilleros frustrados que pagan su frustración con el mundo.

Pero creo que es más complejo, creo que es casi al revés. El mundo produce a muchos individuos así.

El machismo es la base del terrorismo.

Los valores de toda guerra son profundamente patriarcales, son los mismos que impusieron apellidos, linaje y propiedad privada.

La supremacía por la fuerza es la raíz del machismo. 

Y el que el terrorista que ha matado a diez personas en Toronto se declare como "incel" por "culpa" de las mujeres es más de lo mismo. Y para muchas es la otra cara del terror con el que esperamos la sentencia de la manada, o con el que se viola en grupo a una niña en India.

El terror es macho, muy macho y lo mismo le da una niña, una mujer que el planeta entero.

Ya no me vale que alguien diga: "yo procuro no ser machista" ¿os imagináis,  a alguien diciendo "yo procuro no ser muy fascista" o "intento no ser nazi"?

Tenemos un problema que nos está matando y que ya quisierais fuera eso que llamáis feminazis.

Se llama machismo y ya va siendo hora de que le echéis un vistazo.

Porque, disculpen (o no) las molestias, pero nos están matando. 





Popular posts from this blog

Ya no hacemos homeschooling

Vengo de llorar en una reunión del colegio de mi hijo mayor, a quien desescolarizamos a los 7 años. Cumple 14 este mes  y este ha sido su primer año en la escuela por decisión propia, por si es de interés vivimos en Londres. Su tutor nos ha enseñado sus resultados finales y son los mejores de su grupo, y en todas las asignaturas está muy por encima de la media nacional. Ha resaltado sus habilidades de liderazgo, el ser capaz de animar a los demás a no molestar y concentrarse, su capacidad de debatir y la seguridad con la que lo hace incluso con chicos mayores que él. Su tutor ha dicho que se quita el sombrero ante nosotros porque sus resultados son increíbles. Y aquí es donde me he puesto a llorar, siendo la principal responsable de su educación (aunque desde la perspectiva autónoma que hemos seguido en realidad lo ha sido él) me he pasado muchos años bajo presión, escuchando la misma retahíla que todos los homeschoolers conocen tan bien....

¿Y no seguís el currículo escolar? ¿Y cómo …

Ese machismo que nadie parece ver

El otro día el Huffington Post español, que tiene para mi muchos puntos a su favor en lo que a enfoque feminista se refiere, tales como ser un periódico digital fundado por una mujer y estar dirigido en España por la magnífica periodista Pau Domínguez y contar en sus filas con colaboradoras como la artista feminista Yolanda Domínguez publicaba una noticia sobre un twitter de un ginecólogo “angustiado” diciendole a las mujeres que no paran en casa. http://www.huffingtonpost.es/2018/01/01/la-angustiosa-reflexion-de-un-ginecologo-espanol-sobre-los-partos-en-casa_a_23321074/
Hace no mucho una carta de intención similar de una obstetra argentina se viralizaba. Yo la publiqué al contestarle aquí.
Lo más indignante de el artículo del Huffington Post, para muchas de nosotras que llevamos años luchando por los derechos de las mujeres (y sus bebés y sus familias) en el parto, es que en estas notas y artículos se sigue sin entender que la decisión de dónde parir es derecho de las mujeres. Y los ton…

Lo siento, pero no estás embarazado.

Recientemente una amiga hablaba por facebook de lo mucho que le irrita que haya hombres que diciéndose feministas quieran usurpar solapadamente aquello que biológicamente es "competencia" de las mujeres. Y sé exactamente a lo que se refiere, pero no se puede decir en voz alta.


Por una parte el feminismo comprendido por algunas y mal usado por otras ha vuelto a ser un tema de conversación y ya era hora porque las mujeres en todo el mundo seguimos sufriendo abusos y discriminaciones por nuestro genero.
En el debate social actual, sigue habiendo mucha confusión y dentro de la búsqueda de la igualdad hay muchos hombres heterosexuales que dicen querer ser padres activos y a menudo lo hacen a través de la usurpación verbal de lo que nos pertenece biológicamente y sí biológicamente tengo un amigo transexual que parió y amamanta y a este amigo siendo hombre también le pertenece el embarazarse, parir y amamantar.
La cuestión es que a menudo los hombres me cuentan que se sienten desp…